PEQUEÑOS PRODUCTORES

MALONGO Y LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES

Auténticos vínculos de confianza

NUESTRO COMPROMISO MANO A MANO CON LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES

Más que simples intercambios comerciales, establecemos auténticos vínculos de confianza y sólidas asociaciones con las cooperativas de productores. Viajamos con regularidad para reforzar estas relaciones establecidas en los cuatro confines del mundo.
cerisesfeuilles2@2x

ACOMPAÑAR A LOS PRODUCTORES

COMPROMETERSE A LARGO PLAZO

Malongo participa en el desarrollo de las cooperativas y las acompaña en la obtención de las diferentes certificaciones. Los vínculos que tenemos con ellos son contractuales y se basan en una relación a largo plazo. Hacer comercio justo no solo significa garantizar un precio de compra a los pequeños productores, sino también comprometerse directamente con ellos para ayudarles a cultivar mejor el café.

Por lo tanto, es ir al lugar, con regularidad, permaneciendo atentos a sus pedidos, pero también al contexto político y económico en el que viven. Por último, es ayudarlos a equiparse con infraestructuras que les permitan sobrevivir con sus familias en las zonas de plantaciones.

 

feuillage-gauche@2x
Encuentros humanos

A lo largo de nuestros viajes y de nuestros encuentros, hemos establecido asociaciones con los campesinos del sur. Relaciones de confianza basadas en compartir e intercambiar.

SOCIOS COMERCIALES

RELACIONES MÁS JUSTAS

Los pequeños productores a los que compramos nuestro café no son nuestros “protegidos”, sino socios comerciales con los que negociamos al mismo nivel que con nuestros proveedores europeos. Tenemos el derecho de esperar de ellos compromisos y cierto nivel de calidad.

Es ahí donde reside toda la innovación del comercio justo: abordar a estos productores de igual a igual y definir con ellos modos de funcionamiento para que cada parte obtenga un máximo de interés. La lealtad de los intercambios no es un favor que les concedemos. Para nosotros es la garantía de disponer de un producto noble, fabricado en las reglas del oficio, cuyo elevado precio de compra remunera la alta calidad.

¡En el comercio justo existe la noción de comercio! 
¡En el comercio justo existe la noción de comercio! 
cerisesfeuilles2@2x
VISIÓN

El comercio justo no es una forma de caridad a la moda. Malongo no es una ONG que corre a socorrer a pequeños campesinos del mundo. Somos una empresa que compra, torrefacta y vende café, establece asociaciones y genera beneficios con el fin de invertir para desarrollarse, innovar y proponer su visión atípica del comercio.

 

 

 

DIVERSIFICACIÓN

Malongo apoya los proyectos que permiten a los pequeños productores acceder a fuentes complementarias de ingresos. La cafeicultura justa siempre va acompañada de otras producciones destinadas a la venta local: mieles, confituras, quesos y objetos de artesanía. Esto refuerza la economía de los poblados y perenniza su seguridad alimentaria.

MÁS QUE EL CAFÉ

AGRICULTURA, CULTURA, PATRIMONIO Y TURISMO

Del tronco económico del árbol “comercio justo” brotaron múltiples ramificaciones. Así, los proyectos realizados en países productores pueden integrar numerosas asociaciones en diferentes campos: formación, salud, arte y cultura, ecoturismo, producciones locales y artesanía, tecnología, rehabilitación del territorio…

La llegada de la tecnología y la diversificación de las fuentes de ingreso han redinamizado los poblados y hecho posible una proyección en el futuro, limitando el éxodo rural de los jóvenes. La expansión del comercio justo también ha establecido entre estos mundos y el nuestro una red de pasarelas culturales que amplía nuestro horizonte.

 

 

 

 

Ética
Respeto de los hombres y de la tierra
Descubrir