Las Boutiques Malongo

El universo auténtico del café está en las Boutiques Malongo. Acogedoras y con estilo, sobrias y ricas de la historia del café, son la etapa cocooning del habitante de la cuidad. Degustar un cóctel-café, un té o seleccionar su café, hacerlo moler a su medida por un experto: los Malongo Cafés, la suavidad de otros lugares.

viaje al paraíso de la degustación

Aquí, una película pasa en continuo: la aventura Malongo en las plantaciones de México. Rostro de los Pequeños Productores alli, como en una bótica, magníficos bocales de cristal, llenos de granos negros. Se lee en las etiquetas: Blue Mountain de Jamaica, Moka de Etiopía, Puro Papúa... El viaje ha comenzado.

Todos los Arábica del mundo. Se pueden encontrar todos, por lo menos los más grandes. 45 Puros Orígenes: un tesoro a descubrir. ¿Pero cuál seleccionar? Laëtitia, Laurence, Pascal me orientan según mis gustos. Su cultura de café es amplia y precisa. Es una ciencia. Un gran y bonito molinillo de cobre, una rejilla adaptada a la molienda que necesito, el olor del café frescamente molido... Viaje olfativo... ¿Pero dónde están mis amigos?

Instalados en la mesa, piden tés. La carta es de una riqueza increíble: tés negros, verdes, ahumados y perfumados. ¡Hay más de 60 variedades! Rooibos de Namibia, delicado té blanco Bai Mu Dan, Yunnan Fop afrutado, pimentado... Viaje sigue.

Una pareja escoge una cafetera Oh Expresso. Una señora sale con un cofre de madera wengé. Lo llenará de una selección de monodosis que acaba de comprar. Dos turistas se deleitan delante de las tazas Kouassi con motivo africano, las tazas Espejo y su juego de reflejos, se deciden por las tazas ovaladas con diseño depurado. Un cuadragenario compra azúcar moreno y Chatines.... El viaje al país del paladar continua.

En las paredes, las fotos cuentan la epopeya del café, la belleza de las plantaciones. Aquí, el retrato de un Barista, un bodeguero de café. Mañana, habrá un encuentro alrededor del Comercio justo. Sí, por supuesto, sereno, distinguido, acogedor, es un lugar de intercambio.... Viaje al país de las ideas.

Estoy seguro que volveré al Malongo Café. Aquí o en otro lugar. Y que tomaré un capuccino. Uno de verdad.

 > Pinche aquí para encontrar la Boutique Malongo Cafés más cercana.