Las citas eventos MalongoEL GUSTO del ESFUERZO - Café y comercio equitativo

Editorial

Hoy en día todo el mundo ha escuchado hablar de comercio justo. Pero ¿sabe el público en general lo que es exactamente? ¿Tiene una idea de los grandes principios que lo rigen, de sus logros y de sus dificultades, de los próximos retos que deberá enfrentar?

Es con este objetivo y con la esperanza de comunicarle nuestra determinación a que gane aún más terreno que proponemos este fuera de serie “El Gusto del esfuerzo”.

Como una vista panorámica, un balance de la situación de la acción de Malongo en el mundo del café justo: 20 años de compromiso, de exploración, de encuentros, de proyectos y de combates durante los cuales se ha forjado nuestra visión singular de la economía del café.

Con “El Gusto del esfuerzo” hemos querido evocar nuestra eterna pasión por el cultivo del café. Es la fuente de la energía que empuja a Malongo a enfrentar cada día problemáticas complejas, de orden político, económico, agronómico y humano, a las que hay que enfrentar para ver aparecer nuevas cosechas certificadas equitativas. Este título también saluda el esfuerzo que ustedes, profesionales y particulares, que están de acuerdo en pagar más caro un café de mejor calidad, más respetuoso del hombre y del medio ambiente.

Por último, y sobre todo, rinde homenaje a la fuerza de carácter mostrada por los pequeños productores para hacer cambiar su futuro. Trabajar de manera tradicional en una naturaleza difícil es su única solución para competir con productos procedentes de arsenales mecánicos, reforzados con abonos y pesticidas.

La agricultura artesanal les cuesta un esfuerzo cotidiano pero es gracias a este esfuerzo que debemos el haber recobrado en nuestras tazas auténticas gamas de sabores, únicos como la historia de estos terruños y ricos como la diversidad del mundo.

 

La única alternativa al neoliberalismo

Sostenido por los propios consumidores, el comercio justo se ha desarrollado. Es un nuevo mercado basado en un modelo económico innovador, administrado a alto nivel por cuatro grandes organizaciones internacionales (FLO, WFTO, NEWS y EFTA) que lo han definido de la siguiente forma: “una asociación comercial basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, que apunta a mayor equidad en el comercio internacional”.

¿Su principio de base? El precio mínimo garantizado. Un precio de venta independiente de toda fluctuación bursátil tan pronto el curso cae bajo cierto límite, calculado para cubrir los costos de producción y asegurar a los cafeicultores un margen suficiente para vivir con dignidad.

Sobre esta base se erigen tres pilares:

– un pilar económico, entre otros, con la existencia de fórmulas de prefinanciamiento de las cosechas o la atribución de primas de desarrollo destinadas a financiar proyectos,

– un pilar social que apunta a agrupar productores en comunidades autónomas para beneficiar de sólidos y perennes derechos sociales. Organizándose, los pequeños productores refuerzan sus capacidades de desarrollo y de autodeterminación,

– por último, el pilar medioambiental. La certificación equitativa impone un estricto pliego de condiciones en la materia.

Los derechos adquiridos gracias al comercio justo se acompañan con deberes. Se deben respetar estándares en cuanto a la transparencia de las cooperativas al igual que las normas de trabajo. Comerciantes y usuarios del label bajo licencia también obedecen a reglas. Cada uno paga una cotización de adhesión anual y se somete a los controles de un organismo habilitado como FLO-Cert.