Café y Salud

Después del agua, es la bebida más consumida en Francia. Desde el desayuno hasta la cena. Con 5,8 kg de café por año y por habitante se sitúa en la 8va posición mundial de bebedores de café. Finlandia ocupa la primera posición.

Con el tiempo

Antes de ser un placer, el café era consumido en todo el mundo por sus virtudes como medicamento. En Europa, los boticarios lo proponen desde 1592. Los médicos comienzan a prescribirlo con el nombre de Caova.

Historias de boticarios

En el siglo XVIII Suecia consumía gran cantidad de té y de café. Amantes del té, amantes del café  y detractores de ambos: una verdadera batalla de opinión dividía al país. El Rey Gustavo III decidió ponerle fin e intentó una experiencia: Indultó a dos jóvenes hermanos condenados a muerte. La condición: cada uno debería tomar solamente un bebida hasta el final de sus días. Té o café, bajo control médico… El tiempo pasó… El médico murió, el presidente del Tribunal murió, el Rey fue asesinado… ¿Y los gemelos? ¡Ellos vivieron hasta los 83 años el bebedor de té, y los 85 años el bebedor de café!

Si es un veneno, es un veneno lento”.Bernard Le Bouyer de Fontenelle, escritor francés nacido en 1657 y muerto ya centenario. 

 

La cafeína

El café contiene varios centenares de sustancias. Sus efectos proceden esencialmente de la cafeína. Fue Friedrich Ferdinand Runge quien la descubrió y la aisló en 1819. Desde entonces, es objeto de numerosas investigaciones en el mundo entero. Sus efectos son principalmente considerados como benéficos.

Esta molécula, del grupo de los alcaloides, es una sustancia química naturalmente contenida en el café. El té, el mate, la cola la contienen igualmente.

El contenido de cafeína de un café Arábica varía de 0,5 a 1,5 %. De 1,5 a 4 % para el Robusta.

Es un estimulante y un excitante natural. Por ello se utiliza en algunos tratamientos terapéuticos.

Inodora, y en general insípida. Puede también ser ligeramente amarga, participando en un 10% en el sabor amargo del café torrefactado.

Es poco soluble en agua. Su extracción depende:

- de la finura de la molienda

- de la temperatura del agua

- del tiempo de infusión

Para beber un café por la noche, es preferible escoger un Arábica muy fuerte antes que un Robusta, largo.

La cafeína es rápidamente absorbida, a razón del 20% por el estómago, y el 80% por el intestino. Según las personas, la semivida de la cafeína varía entre 4 y 6 horas.

Mi taza de café

Según Santé y Café News, una taza de 150 ml de café de filtrado contiene:

  • proteínas: 0,3 g
  • glúcidos: 0,2 g
  • trazas de lípidos
  • potasio: 100 mg, es decir el 10 % de los ADR aportes diarios recomendados
  • polifenoles: de 200 a 500 mg
  • vitamina PPo B3: de un 5 a un 20 % de los ADR aportes diarios recomendados

El efecto de la cafeína :

Seleccionar en la lista uno de los efectos de la cafeína :

Contra la migraña

La cafeína es una sustancia antimigrañosa. Preventiva, disminuye también la intensidad de las crisis y potencia el efecto analgésico de la aspirina.

La cafeína tiene una acción vasoconstrictora sobre la circulación cerebral. Los vasos sanguíneos cerebrales se dilatan durante una crisis de migraña. Tomar un café en cuanto aparecen los primeros signos de la crisis, ayuda a cerrar los vasos.

Efecto «latigazo»

La cafeína prolonga la duración de vigilia, retrasa la aparición de la sensación de cansancio, facilitando la ejecución de tareas intelectuales y repetitivas. Así, la encontramos en la composición de diversos psicoestimulantes.

Interviene en los receptores de adenosina del sistema nervioso. Por lo que estimula las capacidades intelectuales, aumenta la concentración, y favorece la memorización. 

Disminuye la sensación de sueño, aumenta la vigilancia, permite sincronizar el ritmo de vigilia/despertar. Mejora la recuperación después de una diferencia horaria.

Un café para la digestión

El café facilita la digestión: al final de la comida, activando las contracciones del intestino, de la vesícula biliar.

Aporta vitaminas y minerales importantes para el organismo: potasio, magnesio, fósforo, vitaminas B5 y B6. Muy poco calórico, estimula la secreción del jugo pancreático y el tránsito intestinal.

Un café contra la diabetes

La diabetes, azúcar de tipo 2, vinculada con el sobrepeso y con el sedentarismo, no para de ganar terreno en nuestras sociedades modernas. El impacto del consumo de café en la lucha contra la diabetes es objeto de numerosos estudios.

En 2004, el Journal International de Médecine, publicó un estudio acerca de la disminución del riesgo en las personas entre 39-65 años en relación con su consumo de café. De 2 a 6 tazas de café al día tiene un efecto protector tanto en la mujer como en el hombre.

El efecto benéfico fue establecido, pero aún no su funcionamiento. ¿Es el efecto de la cafeína? ¿El efecto de otros componentes, potasio, magnesio, ácido clorogénico? (Datos facilitados por Santé y Café News. )

Una fuente de antioxidantes

Como el tomate, el té verde, el brócolis, la aceituna, el grano de soya, el café contiene antioxidantes. En 2005, el congreso de la Sociedad Americana de Química  divulgó un estudio sobre el café, que estableció que podría ser la primera fuente de antioxidantes.

Componentes activos del oxígeno, los oxidantes degradan las moléculas biológicas. Pueden ser el origen de cánceres y problemas cardiovasculares. Los antioxidantes son moléculas capaces de neutralizar los radicales libres. Tienen una función de defensa en la membrana o la célula.

El café contiene polifenoles. Entre ellos, el ácido clorogénico, un potente antioxidante natural. Participa en el retraso de la fijación de placas de ateromas en las arterias. De esta forma retrasa la aparición de enfermedades cardiovasculares.

El café es la fuente principal de ácido clorogénico en la alimentación. Beber cotidianamente café aporta de 0,5 a 1 gramo. Sin consumo de café, el aporte es inferior a 100 mg.

El aliado de las personas mayores

Con la edad, la sensación de sed desaparece. El café se convierte en un aliado precioso en la lucha contra la deshidratación. Salvo contraindicación específica, su consumo regular, en pequeñas cantidades, instaura un mínimo de hidratación. Además, durante el desayuno, si se le adiciona leche, aporta calcio y proteínas. Después del almuerzo, ayuda a mantener la concentración durante la digestión.

Un estudio danés investigó sobre el efecto de la cafeína en las prestaciones de las personas mayores. Sabemos, que en los jóvenes, 4 tazas de café aumentan los rendimientos. Igualmente, la resistencia de personas de más de 70 años, con buena salud y activos, aumentó con un consumo de cafeína equivalente a cuatro tazas de café.

Un estudio inglés, efectuado sobre sesenta voluntarios, estableció que la cafeína produce una mejora de las prestaciones psicomotoras, suscita un humor positivo y mejora la vigilia de los individuos.

Antagonista de las enfermedades de Parkinson y de Huntington

En 2006, tuvieron lugar dos congresos Café & Salud uno en Ferrara, Italia y otro en Montpellier, Francia. Se divulgaron estudios que demuestran los efectos protectores del café, en las enfermedades de Parkinson y de Huntington, en las diabetes de tipo 2, en los cánceres. Estas constataciones abrieron las perspectivas para nuevas terapias.

¿De mal humor? Tómese una taza de café…

Diferentes estudios han demostrado que dosis de 60 a 300 mg de café - ¾ de taza a 4 tazas- desempeñan un papel benéfico en el humor de los individuos! más tonicidad, más sociabilidad.

Y también … El ¡¡¡ café y belleza !!!

Sí, el café es un componente de ciertos productos de belleza: cremas adelgazantes, exfoliantes para el cuerpo.

En Japón, el consumo de café no para de aumentar. Se le confieren efectos benéficos para la piel. ¡Los Japoneses toman baños de polvo de café!

La belleza está relacionada con la buena forma. Por ello no es sorprendente que encontremos cafeína en la composición de los complementos vitamínicos…

En conclusión

El café tiene múltiples virtudes. No obstante debe consumirse con moderación. Los excesos pueden tener efectos negativos para el organismo.

  • Embarazo, lactancia y café:

El café no modifica las condiciones fisiológicas del embarazo y no resulta un peligro para el lactante. Pero como el feto elimina de forma lenta la cafeína, se recomienda limitarse a dos tazas de café al día, durante el embarazo.

  • Enfermedades cardíacas, gástricas, hepáticas:

El café no se aconseja en caso de enfermedad cardiaca o gástrica.

Los efectos de la cafeína pueden también ser modificados: factores genéticos, consumo de ciertos medicamentos, enfermedades hepáticas, edad del individuo.

  • ¿Cómo definir un consumo normal?

¿Cuál es el mejor umbral para aliar placer y beneficio del café? Los especialistas acuerdan la cantidad de cinco tazas al día como máximo.